Reportaje

 DESAFÍOS DE LA INDUSTRIA EN TIEMPOS DE PANDEMIA


En diciembre del año 2019, en la localidad de Wuhan en China, comenzó a crecer una amenaza que pondría cada rincón de la tierra de cabezas, provocando  la peor pandemia en los tiempos modernos de la humanidad. El COVID 19, ha sido sin duda el desastre natural que ningún gobierno vió venir y que dejó al descubierto que como sociedad nadie estaba preparado. 


Millones de personas han perdido la vida y el desastre económico ha dejado a miles de empresas en la quiebra. Bajo este escenario desastroso, la industria de la Celulosa y el Papel no ha sido la excepción, muchos han tenido que adaptarse para sobrevivir. Sin embargo, y afortunadamente para el rubro, a comienzos del año 2020, Chile siguiendo el ejemplo de otros países como EE.UU., Canada, Italia y Argentina, decidió considerar a la industria como esenciales en la lucha contra el COVID 19. 


Fernando Illanes, Gerente Regional de Corma Biobío – Ñuble, asegura que desde que se tomó esta medida han estado haciendo un esfuerzo extraordinario para cumplir la tarea, “durante el 2020 logramos mantener activas nuestras operaciones y así también los empleos directos e indirectos que genera esta actividad en el país”. 


Adaptarse para seguir a flote 


Lo más complejo, dice Illanes, ha sido manejar la incertidumbre inicial y hacer los esfuerzos para resguardar la salud de sus colaboradores. Como gremio, al inicio de la pandemia también los afectó, la logística asociada a los cordones sanitarios y los permisos únicos colectivos. “Como eran medidas que nunca habíamos enfrentado, tuvimos que acomodarnos rápidamente a lo que la autoridad sanitaria indicaba. Hoy nos está afectando fuertemente la escasez de contenedores para exportar, especialmente a nuestras Pymes.”

 

Una de las situaciones más complejas que han enfrentado, fue el cierre de pequeños aserraderos al principio de la pandemia y  en enero de este año la empresa BO Paper, de San Pedro de la Paz, Región del Biobío, informó del cierre de sus operaciones en Chile.


Patricia Montolivo, Encargada de Asuntos Públicos Comunitarios de Forestal Arauco, cuenta que a causa de la pandemia, muchas áreas de la empresa han tenido que adaptarse al cambio. Por lo que la tecnología ha sido una gran aliada para enfrentar esta crisis, desde los procesos operacionales hasta administrativos. Nuestra prioridad, continúa, es cuidar de la salud de todos, por eso, hemos implementado rigurosas medidas internas en plantas y oficinas, que nos han permitido seguir operando y aportando a contribuir al desarrollo local y nacional. “Ya que las plantas generan productos que han resultado muy importantes durante la pandemia”.  


El indispensable rol del papel en la crisis 


Cuando la pandemia comenzó a invadir los distintos continentes y países del globo, hubo ciertas imágenes que llamaron mayormente la atención, se trata de aquellos videos de personas discutiendo e incluso recurriendo a la violencia por comprar papel sanitario. Según la Dra. María Cristina Area, quién es entre otras cosas, investigadora principal del CONICET y Directora del Programa de Celulosa y Papel de la Universidad Nacional de Misiones en Argentina, este fenómeno se produce porque al percibir el inicio de una crisis, como una guerra o un fenómeno natural extremo, los  humanos tendemos a acopiar mercaderías no perecederas. 


“Creo que es un impulso genético natural, hasta el siglo XX se almacenaban alimentos, pero ante la crisis del COVID-19, aparece por primera vez la acumulación de papel higiénico”. El mercado del papel tissue mantiene un crecimiento sostenido y es uno de los tipos de papel que se relaciona más directamente con el nivel de desarrollo de un país. Las personas que han accedido al uso de productos tissue, difícilmente quieren renunciar a ello. También se ha visto un fenómeno inesperado, la creciente venta de los libros, esto habla de la importancia del papel impreso en la vida del ser humano. “Si tengo que quedarme en casa, nada más cálido y seguro que sentarme a leer un libro”. 


Otro tipo de papel que ha aumentado notablemente su venta es el destinado a envases y embalajes, esto porque al  dispararse el comercio electrónico, hay un tránsito creciente de bienes que se mueven desde y hacia distintos lugares del mundo. Respecto a esto, el Director de I+D de FPC, Eduardo Izquierdo, asegura que desde el punto de vista del mercado, tanto el papel tissue como el de embalaje han visto un alza en la demanda. 


Esto ha llevado a que incluso pequeños empresarios, que al comienzo se vieron afectados por el cierre de oficinas y casinos, lograron revertir la situación  y trasformarse para cubrir la alta demanda de los hogares y centros de salud. “Por otro lado, el mercado del embalaje y las bolsas de papel, se disparó e incluso algunas empresas ya no están dando abasto, debido a la exploción de las ventas online y los delivery”.  


Un punto favorable y que les ha permitido satisfacer la alta demanda, dice el director, es que lograron obtener los permisos para que la cadena de recolección que les permite reciclar pudiera seguir operando, aún bajo las estrictas restricciones. Pero, el problema se ha visto en el transporte marítimo, debido al congelamiento de algunas rutas y a que muchos puertos,  especialmente extranjeros, han visto disminuido su funcionamiento, lo que ha provocado que haya embarcaciones a la espera de carga.