Nueva Socia: Ruth Bustos

Ruth Ivonne Bustos Cabrera 

Ingeniera Civil Químico 


Como hija de marino, nació en el hospital Naval de Talcahuano, ciudad donde vivió para luego radicarse durante 26 años en Santiago. Solo volvió a sus raíces para vivir junto a su madre en Arauco gracias a su incorporación en el proyecto MAPA. Es madre soltera de Valentina, de 22 años, quien heredó su amor por las matemáticas y estudia Ingeniería en Ciencias de la Computación en la USACH. 


Ruth es titulada de Ingeniería Civil Química en la UdeC y además completó las asignaturas del plan de magister de la misma carrera. Con más de 30 años de experiencia laboral, se ha desempeñado en distintos rubros. Comenzó en el área de la celulosa recién egresada de la Universidad, luego se trasladó a Santiago para trabajar en investigación minera, trabajando entre otros en Chuquicamata. 


Años más tarde asumió un nuevo desafío en una productora de materiales de construcción, donde por primera vez trabajaba una mujer ingeniera. Como madre soltera y con una hija de solo tres años, se abrió camino en el área de la ingeniería de proyectos y llegó a trabajar en estudios conceptuales para Codelco.  Siempre dispuesta a asumir nuevos desafíos, dedicó casi diez años a una de las empresas de ingeniería más grande de Chile, Cadeldepe (ahora llamado Wood plc) donde participó en proyectos de medio ambiente, minería y celulosa. 


Hace dos años que es parte de Celulosa Arauco, donde se desempeña como superintendente de procesos de la nueva línea 3 del proyecto MAPA. A nuestra nueva socia le resulta particularmente emotivo volver, luego de 30 años, a ser parte de la construcción y puesta en marcha de una planta de celulosa. Claro que ahora el desafío es mucho mayor, a cargo de una jefatura y siendo la única mujer superintendente línea 3. 


A lo largo de su carrera, recuerda a personas que han sido claves en su desarrollo profesional. Entre ellos sus mentores en la UdeC, Roberto Melo y José Parés. En el mundo de la minería a Antonio Luraschi y en medioambiente a Sebastián Videla. También a quien siempre confió en ella y fue un excelente jefe, David Miranda. “En la actualidad tengo que hacer mención de Héctor Araneda quien como gerente de MAPA ha puesto su confianza en mí en esta jefatura”. 


Ruth recuerda que conoció la ATCP desde la época de la universidad, “ya que era un referente como medio de información a la comunidad”. Por eso no dudó en incorporarse como una forma de apoyar “aunque sea con un mínimo aporte, al grupo de personas que permite a través de este medio transmitir lo que se hace en el rubro de la celulosa y papel”.