Matriz energética en avanzada

Reportaje

MATRIZ ENERGÉTICA EN AVANZADA

A un año de publicarse la Ruta Energética 2018-2022, en donde el Gobierno de Chile declaró, luego de una consulta ciudadana, un programa de 7 ejes y 10 mega compromisos adquiridos, en relación a potenciar las ERNC en nuestro país, la autoridad regional en la materia y la Asociación Chilena de Energías Renovables y Almacenamiento ACERA A.G. se refieren a los importantes progresos de las Energías Renovables No Convencionales (ERNC).

 

En conversación con el Seremi de Energía de la Región del Biobío, Mauricio Henríquez, plantea que, hoy en día, las ERNC ya pasan a ser cada día más convencionales, dado que Chile ya se encuentra en un 18% de capacidad instalada y nuestra región está a un 6,6%, subiendo su porcentaje en relación al año pasado.

 

"Estamos en un punto en el que hacia donde vamos es impresionante. Lo que plantea la Ruta Energética es seguir creciendo en términos de ERNC y si nos proyectamos desde hoy hasta el 2022, significa que vamos a conectar alrededor de 1.000 MW, lo cual representa unos 1.300 millones de dólares en inversión. La matriz energética de la Región del BioBío es de 4.715 MW en diciembre del 2018 y a julio de este año estamos en 4.900 MW de capacidad instalada, siendo la mitad de lo aumentado energía cien por ciento renovable no convencional”, resalta la autoridad. 

 

Fuerza eólica 

 

Henríquez señala que durante julio, comenzó la construcción de tres parques eólicos en la Provincia del BioBío: Mesamávida, Los Olmos y Alena, ubicados todos en Los Ángeles, los cuales inyectarán cerca de 230 MW de capacidad instalada.

 

Respecto a la industria de la Celulosa y el Papel, destaca el caso de ARAUCO, que ya cuenta con su propia planta para generación de biomasa forestal. Agrega además que, el caso de las industrias papeleras, éstas debían comprar su energía solo dentro del Sistema Interconectado Central (SIC), restando las opciones de adquirir energía limpia. Hoy, desde la implementación del Sistema Eléctrico Nacional (SEN) cualquier empresa pueda adquirir su energía a partir de, por ejemplo, paneles solares.

 

“Esperamos que, de aquí al 2022, lleguen a conectarse otros 4 parques eólicos más, dos de ellos se proyectan como los parques más grandes de Chile”, comenta Henríquez, haciendo referencia a los parques "Entre Ríos,"Viento Sur" y "Vientos del Pacífico". El primero de ellos, estaría ubicado en Mulchén, Negrete y Los Ángeles, Región del BioBío, consistente en la construcción y operación de un parque eólico constituido por 69 aerogeneradores, con una potencia instalada de 310,5 MW. "Viento Sur" es un proyecto presentado por ARAUCO y ubicado en Lebu, Provincia de Arauco, compuesto por 43 aerogeneradores que, en su conjunto, permitirán contar con una potencia instalada de 215 MW, mientras que "Viento del Pacífico" estará emplazado en Arauco y Curanilahue, con una capacidad instalada de 100 MW.

 

Energía solar y biomasa forestal

 

El seremi destaca que la Región del BioBío ya puede hablar de un interesante potencial de energía solar, “en la zona de Cabrero, Los Ángeles y Laja hay cinco proyectos ya aprobados, los cuales suman 26 MW en total, a los que se suman 10 proyectos en calificación que significan cerca de 80 MW, representando 120 millones de dólares solo en posible inversión real”. Resalta que nuestra región presenta más de un millón de hectáreas de bosque y que debemos entender su relevancia, no solo al hablar de industria forestal, sino en su rol fundamental respecto a la energía, “como Ministerio, estamos a la espera del proyecto de ley que declara la biomasa como biocombustible, en especial los sólidos: leña, chip y pellets, el cual debería entrar durante el último trimestre de este año en la cámara del Senado”, expresa Henríquez.

 

Indica que el rol de la biomasa es fundamental, puesto que 80% de las familias de nuestra región consumen leña para calefaccionarse, siendo esto parte de la cultura de la región, sin embargo ésta es de mala calidad, es decir húmeda. “Un problema que tenemos hoy en la industria forestal es que, cuando se produce el proceso de raleo y tala de bosque, muchas veces personas particulares recogen los restos, sin un adecuado plan de manejo. Al ser declarada como biocombustible, éste pasará por un proceso de certificación, lo cual llevará a que se consuma un biocombustible de mayor calidad”, puntualiza.

 

Finaliza comentando que, tanto el proceso de descarbonización como las industrias forestales y la ley de biocombustible sólido, apuntan a la gran meta establecida por el Presidente Sebastián Piñera, la cual precisa que Chile llegará al 2040 como un país carbono neutral. “Todo el dióxido de carbono emitido a la atmósfera se va a recapturar por medio del bosque, teniendo los árboles gran protagonismo, con una capacidad de un 40%, mientras que el resto del porcentaje estará marcado por la ley de eficiencia energética y la electromovilidad”.

 

En este último punto, la autoridad anunció que dentro de los próximo cuatro meses, se va a inaugurar en el Aeropuerto Carriel Sur de Talcahuano una electrolinera, siendo esta la primera en su tipo fuera de la Región Metropolitana, así como también un proyecto de bien público en conjunto con UCSC para convertir camiones y maquinaria forestal diésel a eléctrica.

 

Asociatividad por las ERNC

 

La Asociación Chilena de Energías Renovables y Almacenamiento, ACERA A.G., agrupa alrededor de 130 socios, entre desarrolladores, generadores y proveedores de productos y servicios, nacionales y extranjeros, en toda la cadena de valor de la industria de las Energías Renovables. ACERA busca la protección del medioambiente y un desarrollo sustentable para Chile, a través de la promoción de las energías renovables y el almacenamiento de energía, como su mejor complemento.

En palabras de su director ejecutivo, Carlos Finat, la calificación del estado de avance de las ERNC es buena y las expectativas son positivas, ya que “las inversiones en nuevos proyectos de generación son, en su gran mayoría, para proyectos renovables no convencionales”. No obstante y respecto al proceso de descarbonización, indica que la reducción de emisiones de CO2 no ocurre aún a nivel país, y “no parece que vaya a serlo en los próximos años mientras no se tomen medidas de fondo, como la valorización de las emisiones en montos realistas y que induzcan el comportamiento tendiente al reemplazo de las fuentes emisoras de la industria por combustibles de menor emisión, o definitivamente por el reemplazo de esos combustibles por energías limpias”, enfatiza el representante.