Jóvenes Construyendo Futuro

Urban Spark


Innovando para una nueva forma de generar energía


Al preguntarle a Cindy Gallardo sobre cómo nació la revolucionaria idea de crear baldosas que podrían incluso volver autosustentable a una ciudad completa, ella dice que siempre le gustó estar informada sobre métodos no convencionales de generación de electricidad, “sobre todo si estos potencian el cuidado por el medio ambiente”.


Pese a egresar como Tecnóloga en Telecomunicaciones, esta brillante joven siempre se sintió apasionada por la sustentabilidad, más aún si esta se combina con tecnología de punta. Mientras gallardo estudiaba, conoció a Ignacio Díaz, ingeniero eléctrico y académico en la Universidad de Santiago de Chile, ambos coincidían en la misma ilusión de dejar una huella verde en el mundo.


Posteriormente, formaron parte del equipo de trabajo en la empresa “Cero Polvo”, en la cual desarrollaron robots automatizados de limpieza para paneles solares, “fue gracias a esta experiencia que pudimos interactuar directamente con las energías renovables e incrementar las ganas por formar nuestro propio startup eccofriendly”. Al llegar dicho momento, se dieron cuenta que más que querer crear un producto, querían que las personas se sintieran protagonistas y comprometidas con el medio ambiente. Dado esto, crearon Urban Spark.


Baldosas que generan energía limpia


Según la Agencia Internacional de Energía, Se espera que para el año 2040 la demanda mundial de energía crezca un 30% y que para 2030, el 75% de la generación provenga de fuentes renovables y métodos no convencionales.


Abordando estos desafíos energéticos, nació Urban Spark, pero ¿en qué consiste esta innovación? Se trata de tecnológicos pisos o baldosas generadores de electricidad. La tecnología cuenta con un sistema electro generador, lo que permite convertir la fuerza de las pisadas en electricidad que será almacenada en un banco de baterías. Además, el sistema cuenta con inteligencia que le permite monitorear y procesar datos relacionados con el flujo de las personas y niveles de eficiencia del sistema en tiempo real.


Esta pieza, dice la fundadora y Gerente de Operaciones, al estar compuesta por materiales isoeléctricos, es formada por cristales que cuando se deforman permiten producir electricidad de forma mecánica. Por esto, la idea es que sea instalada en lugares concurridos para poder alimentar de energía luminarias y artefactos eléctricos en general.


Cada pisada a la baldosa puede generar 0,24 watts, los que a través de un sistema de cables se dirige a bancos de energía, tal como funcionan los paneles solares. Gallardo estima que 10 de estas baldosas instaladas en un mall serían suficientes para abastecer a 10 viviendas.


Los planes para el futuro 


Durante la pandemia el proyecto enfrentó un estancamiento, ya que el producto requiere de un alto tránsito de personas para funcionar. Pese a esto, actualmente concretó una instalación en el Centro Tecnológico de la Construcción, además se encuentran en búsqueda de financiamiento para escalar a uso vehicular.


 A pesar de las dificultades, “vale la pena apostarlo todo por algo que nos hace sentir plenos”, asegura su creadora. Durante un corto plazo pretenden lograr abastecimiento a partir de sus ventas, realizar transferencias tecnológicas a otros países y escalar la tecnología a un segmento de clientes más potente, como las autopistas y carreteras. “Nosotros queremos hacer de Urban Spark la iniciativa para volver ciudades autosustentables y comprometidas con el medio ambiente”.