Jóvenes Construyendo Futuro

De Antofagasta al Massachusetts Institute of Technology 


El pasado 6 de mayo Bloom Alert se coronó como el flamante ganador del prestigioso concurso internacional ‘MIT Water Innovation Prize’, iniciativa impulsada por el Massachusetts Institute of Technology (MIT) que premia a emprendedores emergentes que desarrollen soluciones innovadoras para la industria del agua.

Pero todo comenzó en el año 2017, cuando Enzo García y Tomás Acuña se conocieron en Valparaíso en un congreso de ciencias del mar y “fue ahí donde hicimos match para la creación de Bloom Alert. Yo traía la inquietud y conocimiento del problema desde dentro de la industria y con Tomás, que es experto en el análisis de imágenes satelitales y desarrollo de software, nos pusimos manos a la obra”, cuenta Enzo Garcia. 

Desde entonces, ambos comenzaron a crear este emprendimiento que hoy ya cuenta con  un equipo de 7 profesionales a tiempo completo entre desarrolladores, analistas de datos y ejecutivo comercial. Como empresa, Bloom Alert, fue fundada el año 2018 y su principal objetivo es entregar un servicio en línea para la gestión de riesgos oceanográficos en desalación. 

¿Cómo funciona Bloom Alert?

“Monitorear el océano no es tarea fácil,  es caro, riesgoso y altamente complejo”, dice el emprendedor. Es por esto que su empresa busca poner a disposición de la industria desaladora una herramienta inteligente, que permita integrar el monitoreo en tiempo real del océano a la operación diaria de una planta desaladora, mejorando la eficiencia de los procesos en producción de agua y así impactar positivamente la seguridad hídrica de procesos industriales 

En concreto, Bloom Alert ofrece a las plantas desaladoras un sistema inteligente para la gestión del riesgo oceanográfico, a través de información elaborada a partir de distintas misiones satelitales de la NASA y de la Agencia Espacial Europea. Estos datos, permiten detectar con antelación eventos de contaminación costera que podrían amenazar la producción de agua desalada, tales como derrames de petróleo, descarga de aguas residuales o la irrupción de marea roja.

Un difícil comienzo hasta ganar el MIT

El camino de los emprendedores nunca es fácil, muchos se ven expuestos a críticas, poco apoyo y miles de trabas en el camino. Enzo comenta que la primera vez que discutieron esta idea con otros colegas y académicos, fue recibida con mucho escepticismo y abundantes críticas. “En ese sentido, no nos dejamos desalentar y continuamos financiandolo con nuestro propio bolsillo. No fue hasta un año después, que lograron presentar la idea en un congreso técnico de agua, donde obtuvieron por primera vez palabras de aliento”.

Respecto de la importancia de haber ganado el ‘MIT Water Innovation Prize’, Enzo declaró que “por primera vez desde la creación de esta competencia el año 2015, un equipo latinoamericano llega a la final y se corona como campeón de esta convocatoria, y eso para todo nuestro equipo es un logro que nos llena de orgullo”.

Agregó que “como startup nacional, nos mueve el convencimiento que Chile debe posicionarse como líder en desalación en la región Americana, y para ello no solo tenemos que ser punteros en producción de agua, sino también tener la capacidad de generar tecnología local con la capacidad de impactar los mercados mundiales.