Entrevista ATCP - Dr. Alex Berg


TRES PILARES DE LA SOSTENIBILIDAD ECONOMÍA, MEDIO AMBIENTE Y SOCIEDAD

Dr. Alex Berg, Ingeniero Civil Químico, Universidad de Concepción - Chile, Dr. en Ciencias Naturales, Universidad de Hamburgo –Alemania 


Su principal motivación es desarrollar y aplicar soluciones tecnológicas, para transformar materias primas en productos, siempre velando, que la huella ambiental, sea la más benigna posible. El Dr. Alex Berg, Director Ejecutivo de la Unidad de Desarrollo Tecnológico, de la Universidad de Concepción, ha desarrollado su trabajo e interés en el campo de la Ingeniera de Procesos. 

En dicha universidad, en 1983 se tituló como Ingeniero Civil Químico y en 1989 es Dr. En Ciencias Naturales, de la Universidad de Hamburgo, Alemania. En esta edición nos comenta –entre otros temas- acerca de la importancia de crear y mantener condiciones de trabajo que estimulen la creatividad, fomenten el trabajo en equipo y permitan mantener a un grupo humano multidisciplinario alerta y entusiasmado.

“Es fundamental la capacidad de escuchar y entender al sector productivo, considerando que el fin último es aplicar los resultados I+D. Por ello, la relación y el trabajo conjunto con el sector productivo, es clave”.

En su calidad como investigador de la UdeC, desde hace 30 años que está en contacto con estudiantes e investigadores jóvenes, a través del desarrollo de prácticas profesionales, tesis de pre y postgrado, y proyectos de investigación. “El contacto intergeneracional y la interacción con jóvenes de distintas disciplinas ha sido muy relevante, para afrontar problemas tecnológicos y encausarlos a una solución plausible de aplicar productivamente”.

¿CÓMO HA INTEGRADO SU EXPERIENCIA ACADÉMICA Y PROFESIONAL, PARA ABORDAR LOS DESAFÍOS ESPECÍFICOS RELACIONADOS CON LA INDUSTRIA DE LA CELULOSA Y EL PAPEL?

Estimo que una mirada, desde la ciencia a la industria de Celulosa y Papel es importante y complementaria a la visión empresarial y del Estado. Probablemente se trate de una posición más neutra en cuanto intereses, más global desde un punto de vista temático y más futurista desde una perspectiva de tiempo. Mi visión es que la industria forestal debe ir más allá de los productos tradicionales que genera. El bosque provee de materias primas a la química verde y a los biomateriales; las lignocelulosas deben ser una materia prima importante de nuevos fármacos, aditivos funcionales y químicos finos.

Al preguntarle por la innovación para enfrentar los desafíos ambientales, asegura que están ligados de manera muy estrecha con los desafíos económicos y sociales. “Una solución ambiental que no tiene sustento económico o no es aceptado por la ciudadanía, difícilmente podrá implementarse”.

“La innovación tecnológica es extremadamente compleja. Debe existir una identificación clara y completa de un problema. Se deben desarrollar una solución, evaluar todos los aspectos ambientales, económicos, comerciales y normativos relacionados con esta solución, y buscar alternativas, para lograr el apoyo de sectores relevantes de la sociedad”.

En cuanto a los desafíos actuales, considera que son muchos. “Disminuir el uso de recursos y la cantidad de residuos que generamos. Cambiar la matriz energética a una con menor huella ambiental; lograr una neutralidad en cuanto a emisión de gases efecto invernadero (para lo cual un aumento de la superficie de bosques y un uso más intensivo de biomasa en usos de largos períodos de uso son fundamentales); gestionar adecuadamente el recurso agua y adaptarnos al cambio climático”.

“En mi opinión solo podrán superarse aplicando tecnología, muchas veces de frontera y compatibilizando los tres pilares de la sostenibilidad: Economía, Medio Ambiente y Sociedad”.

¿QUÉ ESTRATEGIAS HA UTILIZADO PARA FACILITAR LA TRANSFERENCIA DE TECNOLOGÍA Y CONOCIMIENTOS ENTRE LA ACADEMIA Y LA INDUSTRIA, ESPECIALMENTE EN EL CONTEXTO DE LA CELULOSA Y EL PAPEL?


El motor de la innovación tecnológica, en Chile y el mundo, son las pequeñas y medianas empresas de base tecnológica. A nivel nacional, existen pocas entidades de este tipo, principalmente en el sector forestal industrial. Por ello, nuestros esfuerzos se centran en identificar y trabajar estrechamente con emprendedores y empresarios que reconozcan alternativas de desarrollo y crecimiento en tecnologías, en procesos innovadores y en nuevos productos. 


La transferencia de tecnología y los contratos de licenciamiento de la Unidad de Desarrollo Tecnológico a la industria están relacionados a empresarios ágiles, con visión de futuro y ávidos por mejorar su entorno.


¿CUÁL ES LA IMPORTANCIA DE LA COLABORACIÓN ENTRE LA UNIVERSIDAD Y LA INDUSTRIA DE LA CELULOSA Y EL PAPEL, EN LA PROMOCIÓN DE LA INVESTIGACIÓN Y LA INNOVACIÓN EN MATERIA AMBIENTAL?

Es imprescindible fortalecer la investigación y desarrollo, que en Chile se aloja principalmente en Universidades. Una colaboración cercana entre industria y academia es necesaria, para que los temas de investigación se relacionen con la realidad productiva y los resultados tengan posibilidades reales de aplicación. 

También es importante, la formación de los profesionales con las capacidades y conocimientos que la industria requiere. Ante un escenario tecnológico y social tremendamente cambiante, es imprescindible que la oferta educativa, los planes de estudio y las alternativas de capacitación estén alineadas con las demandas y requerimientos industriales.

¿QUÉ PROGRAMAS O INICIATIVAS HA DESARROLLADO PARA CAPACITAR A PROFESIONALES Y ESTUDIANTES EN TEMAS RELACIONADOS CON LA INDUSTRIA DE LA CELULOSA Y EL PAPEL, Y LA SOSTENIBILIDAD AMBIENTAL?

El rol de UDT es albergar a estudiantes e investigadores jóvenes, dándoles la oportunidad de realizar estadías de investigación, de relacionarse con temas actuales ligados a la bioeconomía y la economía circular, trabajar en grupos interdisciplinarios y dar primeros pasos en actividades de I+D.


¿CÓMO HA CONTRIBUIDO A LA FORMACIÓN Y DESARROLLO DE TALENTO HUMANO EN EL CAMPO DE LA INGENIERÍA AMBIENTAL, ESPECÍFICAMENTE EN EL CONTEXTO DE LA INDUSTRIA DE LA CELULOSA Y EL PAPEL?

Los profesionales son la base de cualquier industria, también de la forestal. Afortunadamente, en la región del Biobío tenemos varias universidades de muy buen nivel, de las que egresan miles de estudiantes anualmente. De hecho, uno de los principales “productos de exportación” de nuestra región, son profesionales. 

Ahora, si restringimos nuestra mirada a ámbitos ambientales, la importancia del talento humano es aún mayor, debido a la complejidad de los temas, la necesidad de unir conocimientos de distintas disciplinas y la dificultad de encontrar soluciones que satisfagan a todos los actores de la sociedad.

¿CUÁLES SON LOS PRINCIPALES DESAFÍOS Y OPORTUNIDADES DE LA COLABORACIÓN ENTRE LA UNIVERSIDAD Y LA INDUSTRIA DE LA CELULOSA Y EL PAPEL EN CUANTO A SOSTENIBILIDAD AMBIENTAL?

La principal dificultad es lograr un balance adecuado entre los tres pilares de la sustentabilidad: Lo ambiental, lo económico y lo social. En particular, si reconocemos que a futuro los tipos de conversiones mecánicas, químicas y biológicas que aplicará el sector serán mucho más amplias y la variedad de productos más diversa y sofisticada, será necesario alcanzar un nuevo balance entre empleos estables y medio ambiente, entre tamaño de empresas y diversidad productiva, entre desarrollo económico local y productividad.


ESTUDIOS QUE CONTRIBUYEN A LA REGIÓN DEL BIOBÍO

En su destacada trayectoria ha aportado con diversos estudios a la región del Biobío. Es desarrollador de tecnologías disruptivas, que se están transfiriendo al sector productivo. 

ESTAS INVESTIGACIONES, RECORRIERON MÚLTIPLES ETAPAS DE DESARROLLO. ALGUNAS DE LAS MÁS RELEVANTES:

Tecnología para la extracción de polifenoles naturales de corteza de pino. Anualmente se genera más de un millón de toneladas de corteza de pino. Este material contiene polifenoles naturales, llamados taninos, con varios usos industriales, principalmente adhesivos para madera, espumas y antioxidantes. Desarrollamos un nuevo proceso de extracción, el que está siendo licenciado a una importante empresa regional.

Espumas para cultivos hidropónicos.  Aquellas que se usan actualmente, en Chile se fabrican con resinas fenol-formaldehído, son de origen fósil, no se degradan naturalmente y se importan, principalmente desde Colombia y México. Junto a la empresa REBISA desarrollamos espumas alternativas, en base a los extractos polifenólicos señalados anteriormente, las que muestran excelentes propiedades y se están comenzando a usar comercialmente.

Paneles aislantes en base a corteza de eucalipto. Desarrollamos una tecnología para utilizar esta materia prima, para producir paneles aislantes, como reemplazo de lana mineral y poliestireno expandido (Plumavit). La empresa AISLACOR está terminando de construir una planta industrial en Tomé, en base a esta tecnología, cuya producción comenzará muy pronto.

Aditivo reforzante para resinas adhesivas. Una investigación de varios años ha permitido demostrar que fibras de celulosa de tamaño nanométrica permiten reforzar adhesivos para madera de manera realmente sorprendente. Pequeñas dosificaciones de este aditivo permiten disminuir la dosificación de adhesivo en la fabricación de tableros de partículas y MDF en un 20%, un resultado de gran relevancia económica y ambiental. Una empresa local comenzará a producir estas nanofibras de celulosa fortificantes en el corto plazo.

DESARROLLO AMBIENTAL Y SU CONTRIBUCIÓN EN LA REGIÓN DEL BIOBÍO

En la Unidad de Desarrollo Tecnológico, UDT, de la Universidad de Concepción trabajan con muchas empresas y organismos públicos, para desarrollar estudios, identificar problemas y plantear alternativas de solución; desde una mirada tecnológica. Los principales desafíos actuales se pueden resumir en dos conceptos: Bioeconomía y Economía Circular. 


“La Bioeconomía busca sustituir recursos fósiles por materias primas renovables. En la región del Biobío tenemos una gran variedad y cantidad de biomasa proveniente de las actividades agrícolas y forestales; entre otros, corteza, aserrín, paja de trigo, podas de frutales, cuescos y cáscaras de frutas. Estos subproductos pueden emplearse como materia prima de materiales para empaques, productos para la construcción y productos químicos finos, entre otros”, aclara.


En tanto, “la Economía Circular busca disminuir el uso de recursos de nuestra economía, minimizando la generación de residuos y basura. Esto es posible, mediante un diseño inteligente de productos, que considera su devenir postconsumo, el desarrollo y aplicación de técnicas de reciclaje, y la producción en cascada; vale decir, sistemas productivos en que los subproductos de un proceso sirvan de insumo a otro”.

¿CÓMO VE EL PAPEL DE LA INNOVACIÓN Y LA SOSTENIBILIDAD EN LA INDUSTRIA PAPELERA EN EL FUTURO?

La industria de la celulosa, el papel, de los tableros y del aserrío necesariamente deben abrirse a otros productos y ámbitos de aplicación. Actualmente en Chile, el espectro de aplicación de las materias primas del bosque está restringido a unos pocos productos y de bajo valor agregado. La tendencia mundial apunta a nuevas aplicaciones: Sustitución de plásticos en envases; reemplazo de productos sintéticos por aditivos biobasados con actividad reforzantes, ignífuga y biocida; aplicación de taninos y lignina como fenoles naturales y antioxidantes; carbohidratos oligoméricos como espesantes y polímeros funcionales, entre otros. 

El sector forestal debe mejorar su imagen en la comunidad y mostrar que los productos biobasados se distinguen, como ningún otro, por su sostenibilidad ambiental, positivos impactos sociales y alto potencial económico.

¿HAY ALGO MÁS QUE LE GUSTARÍA COMPARTIR CON NUESTROS LECTORES EN RELACIÓN CON SU CARRERA Y SU VISIÓN PARA EL FUTURO DEL MEDIO AMBIENTE?

La humanidad nació ligada a la Tierra y sus productos: bosques, plantas y praderas. Estoy seguro, que un futuro sostenible de nuestro planeta debe reconocer los productos y subproductos de las actividades forestal y agrícola como fundamentales. Para ello, debemos mejorar aspectos deficientes, ampliar nuestra mirada e impulsar nuevos consensos sociales.