Alejandra Stehr

RESTAURACIÓN DEL BOSQUE NATIVO

Alejandra Stehr Gesche

Directora Centro Eula-Chile

UdeC

 

Al hacer un análisis de las trans - formaciones o cambios en el uso del suelo durante las últimas cinco décadas, podemos ver que estas han estado asociadas en un inicio a la expansión de la frontera agropecuaria, y luego, por el incentivo (subsidio del D.L 701) estatal a la forestación, a un acelerado pro - ceso de desarrollo forestal.

En el caso de la Región del Biobío y la Región de la Araucanía, esto ha implicado el avance de las plantaciones forestales sobre terrenos agrícolas, matorrales y bosque nativo. Respecto a la disponibilidad de agua, investigaciones recientes muestran una disminución del caudal medio anual a medida que aumenta el área con plantaciones forestales. Esto tanto en cuencas pequeñas como también en cuencas de meso escala que son mayores a 200 km2.

Hace unos días el ministro de Agricultura, Antonio Walker, anunció que el primer borrador del proyecto de ley de restauración forestal-ambiental está prácticamente listo, y que se espera ingrese al Congreso a fines de año.

De acuerdo a lo indicado por el mismo jefe de cartera, la propuesta contempla el incentivo a la forestación con especies exóticas, nativas o una combinación de ambas, así como la reforestación de terrenos forestales afectados por incendios forestales. También se contempla la generación de una cobertura forestal permanente, para asegurar la provisión de servicios ambientales prestados por los bosques. Por ejemplo, la protección del suelo y de cuencas proveedoras de agua.

El anuncio hace que surjan preguntas tales como: de la forestación o reforestación que se va a subsidiar ¿cuánto debiese ser bosque nativo? ¿qué zonas debiesen ser reforestadas con bosque nativo? ¿cómo las proporciones que dispongan ayudarán a las medidas de mitigación al cambio climático que el país se comprometerá en esta COP25 i.e. carbono neutral al 2040? ¿estas medidas permitirán mejorar la disponibilidad de agua, sobre todo para la población que habita en cuencas costeras?.

Para poder tener respuesta a estas preguntas, es indispensable que el Ministerio de Agricultura considere para la construcción de este proyecto de ley, la evidencia científica que existe al respecto en Chile.

Más importante aún, la ley debería considerar recursos para poder hacer un seguimiento a los resultados de su implementación una vez aprobada, mediante indicado - res claros que permitan evaluar los efectos de ésta sobre los ecosistemas. Sobretodo porque en este caso se está planteando como una ley de “restauración forestal-Ambiental” y no sólo como fomento a la forestación.