Entrevista

INVESTIGACIÓN AL SERVICIO DE LA INDUSTRIA

Ann Honor Mounteer Investigadora asociada UFV

 

C urrent issues in pulp and paper mill environmental control fue el título de la keynote que esta destacada investigadora asociada de la Universidad de Viçosa en Brasil presentó, en el marco del módulo Medio Ambiente, en nuestro pasado Encuentro Técnico 2018,” Proyectando la sustentabilidad en la industria”. Esta investigadora cuenta con una vasta experiencia en temas ligados a la ingeniería ambiental, desempeñándose en fábricas brasileñas productoras de celulosa. Su pasada ponencia contó con una amplia convocatoria y estuvo centrada en los problemas actuales en el control ambiental de plantas de celulosa y papel, destacando que hoy en día, un 32% de las investigaciones realizadas en el mundo corresponden a aguas residuales, seguido de residuos sólidos con un 28% y, en tercer lugar, al agua con un 20%.

En relación a este último ítem, subrayó los actuales problemas que presentan el manejo de aguas, destacando que los problemas más frecuentes son las aguas residuales, así como la utilización, reutilización y la huella de carbono, el cual en los últimos años se ha convertido en un punto fundamental a la hora de medir el impacto de una industria en su entorno. En dicha ponencia, Ann destacó que las actuales tecnologías disponibles para mitigar los anteriores problemas son el descortezado en seco, cocina modificada, lavado eficiente de brownstock, deslignificación de O2, blanqueamiento de ciclo parcialmente cerrado y control de derrames. Explicó además que, para el caso específico de las aguas residuales, los problemas más recurrentes son el tratamiento de las mismas, su nivel de toxicidad y color de las aguas. Para el hecho puntual de los tratamientos, comentó que existen cuatro elementos abordados: producción y aprovechamento de lodo, procesos biológicos, procesos anaeróbicos y AOPs (Advancer Oxidation Process Systems). Respecto a innovaciones en el campo del control de emisiones, Mounteer señaló como las más destacadas la eliminación selectiva de Cl-, K por tratamiento de cenizas ESP, la reducción selectiva catalítica y no catalítica para reducir las emisiones de NO3 de la caldera de recuperación, el aumento del sistema de cierre mediante “riñones”, la gasificación de licor negro y la generación de electricidad mejorada, utilización de exceso de calor y productos basados en biomasa, aspecto que Mounteer destaca en su ponencia como un ejemplo claro de bioeconomía.

Fomentando redes

Sobre a su visita a nuestro evento realizado en octubre pasado, declaró que aceptó gratamente la invitación, motivada por la inquietud de establecer nuevos lazos dentro del mundo de la investigación en papel. “Para mí fue una muy buena oportunidad de ponerme al día y actualizarme en los temas planteados y que son tan necesarios hoy en día para el desarrollo de la industria”. Asimismo, resaltó la excelente preparación de los investigadores de nuestro país, “conocí a muchos chilenos y comprobé la buena calidad de ellos en nuestro campo. El Encuentro Técnico significó una gran oportunidad para conocer qué es lo que está pasando en Chile a nivel de industria y también para mí el dar a conocer qué es lo que está sucediendo en el mundo”, subrayó. En referencia a su actual trabajo como investigadora asociada en la Universidad de Viçosa, Ann Mounteer explica que este tiene relación con estudiantes de ingeniería medioambiental que actualmente se encuentran realizando estudios sobre las aguas residuales y calidad en los tratamientos. En dicha casa de estudios brasileña, ella trabaja junto a ingenieros civiles ya graduados, en donde explica que las áreas en las que se enfoca son las sanitarias e ingeniería ambiental. “Hoy estamos mayormente concentrados en el avance del proceso de las aguas residuales, esto es, el remover actividades biológicas e impactos que no pueden ser removidos por los tratamientos convencionales. Nosotros realizamos ambas metodologías, yendo más allá de las aguas residuales, sino también en las domiciliarias, midiendo, por ejemplo, su grado de toxicidad”, indicó. En relación a esto último, destacó que un gran desafío es encontrar nuevas alternativas para minimizar el impacto de las mismas en la industria de la Celulosa y el Papel, y, por ende, su impacto medioambiental. Su opinión sobre el estado de la industria en Latinoamérica es positiva, considera que se encuentra en una gran posición y destaca el desarrollo de países como Brasil, que incluso sobrepasan a mercados como el que hoy existe en Norteamérica.